¿Calefacción: gas o electricidad?

¿Cómo cuidar las paredes de mi casa?
¿Cómo cuidar las paredes de mi casa?
29 septiembre, 2017
Consejos para pintar las paredes de tu casa
30 agosto, 2018

Al momento de decidir la compra de algún producto tenemos que conocer muy bien las ventajas o desventajas que él nos brinda, ya sea en materia de consumo y/o rendimiento. Esa combinación será la que nos dará la idea si la adquisición fue acertada.

Hoy vamos a comparar la manera en que calefaccionamos nuestros espacios: si es a gas o a electricidad.

Existen varias alternativas y propuestas de diversas marcas, tanto en el  diseño como el consumo y el precio. Éste último es al que prestamos mayor atención generalmente en la decisión de compra.

Aquí cometemos el primer error, porque los productos que compramos en “oferta” muchas veces terminan siendo a largo plazo los más caros . Esto pasa muy a menudo cuando tomamos como eje el precio del producto. Pero… ¡cuidado! ya que ese “ahorro” en la compra termina siendo elevado en la boleta de servicios.

A continuación vamos a enunciar algunas diferencias:

 Si la vivienda tiene acceso a la red de gas natural:
– Sin duda es más rentable calefaccionar a gas.
– Si no tenés la instalación de gas natural o si tenés que renovarla, es recomendable que lo hagas. Si bien resulta costoso, a largo plazo es lo mejor.

Si la vivienda NO tiene acceso a la red de gas natural:
– Calefaccionar con electricidad sería la mejor opción, siempre y cuando su uso sea eventual. En estos casos no vale la pena hacer una inversión para una instalación de gas y además, la calefacción con electricidad requiere un menor mantenimiento.
– El aire acondicionado frío/calor es la decisión más frecuente, siempre y cuando su capacidad sea la ideal para el ambiente. De lo contrario funcionará demasiado tiempo y su consumo será elevado.
– Suelos radiantes: La electricidad calienta el sistema que está debajo del piso, lo que produce el calor en la vivienda. Ésta opción es conveniente si se renuevan los pisos del ambiente o se realiza una obra nueva.
– Radiadores de aceite: son portátiles y no necesitan un costo de instalación. Su consumo es medio ya que cuando se calienta el aceite interno mantiene el ambiente climatizado. No es conveniente utilizarlo por cortos tiempos, ya que tarda en calentar.

Renóva te ayuda a cuidar cada ambiente de tu hogar. Te invitamos a contactarte con nosotros y pedir tu presupuesto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *